gamificación

Qué es la gamificación, qué objetivos tiene y cómo aplicarla. 

Qué es la gamificación, qué objetivos tiene y cómo aplicarla. 

Al ser humano le gusta jugar. Desde que nacemos, jugamos porque nos entretiene, porque aprendemos cosas nuevas, y porque nos encanta competir y sobre todo ganar. Debido a ello, el mundo de los negocios, y más concretamente del marketing, se ha servido de ello con el objetivo de llegar a sus potenciales clientes y fidelizar de una manera mucho más natural y no forzada. En este post te voy a contar qué es exactamente la gamificación, qué objetivos tiene en el marketing y cómo puedes aplicarlo en tu negocio. ¿Interesante verdad? Vamos a por ello. 

Podemos definir gamificación como una técnica que consiste en aplicar mecánicas de juego para conseguir unos objetivos previamente definidos por la empresa o marca, hacer más atractivo el producto o servicio, o incluso para estimular la comunicación e interacción entre los usuarios y la marca. 

Esta técnica, al estar basada en el juego, con lo que ello supone, logra enganchar a los usuarios en contextos que no están relacionados con la marca, haciéndolo mucho más memorable para el consumidor. 

Esta estrategia de marketing puede ser utilizada por cualquier negocio, en cualquier industria, y es una de las formas más efectivas para que las marcas se comuniquen de manera creativa a sus usuarios y clientes. 

Toda acción de gamificación debe de llevar detrás de ella una serie de logros al usuario, como insignias, subida de niveles o puntos. Entre los logros más utilizados para incentivar al usuario tendríamos: 

  • Las tablas de clasificación. Los usuarios se clasifican según su desempeño en el juego, lo que crea competencia e induce mayores tasas de participación. 
  • Cuenta regresiva. Los jugadores tienen el desafío de completar una tarea específica en un período de tiempo limitado (generalmente unos segundos). 
  • Progreso. Se pide a los clientes que progresen en una determinada actividad y hay un elemento que muestra su progreso. 

Pero ¿cuáles son las principales ventajas de la gamificación en el marketing? Vamos a verlo.

 

Los 7 beneficios de la gamificación en el marketing.  

7 beneficios de la gamificacion

Seguro que te imaginas una gran cantidad de beneficios de utilizar la gamificación en tu estrategia de marketing. A continuación, voy a presentarte siete de ellos, y te contaré por qué son tan efectivos en el mundo digital. 

 

1. AUMENTA Y MEJORA LA PARTICIPACIÓN DE LOS USUARIOS. 

La gamificación impulsa a los usuarios a realizar acciones específicas, consiguiendo a través de esta, unas tasas de participación más altas. Además, crea relaciones duraderas entre la marca y los usuarios, debido a un compromiso creado por este, gracias al juego. 

 

2. AYUDA A AUMENTAR EL CONOCIMIENTO DE LA MARCA Y LA LEALTAD. 

Si logras que la experiencia de juego sea satisfactoria, ese usuario/cliente mantendrá por mucho más tiempo la imagen de tu marca en su mente. Además, será más positiva y predispuesta a la compra y la fidelización. 

 

3. AYUDA A RECOPILAR DATOS ÚTILES DE LOS CLIENTES. 

Hoy día los datos son uno de los activos más valiosos de las empresas. A través de la gamificación, y la combinación de este con la IA y el IoT, es posible recoger información muy valiosa sobre tus clientes, la cual te ayude a realizar clusters dinámicos que te permitan lanzar comunicaciones y productos o servicios más adaptados a sus necesidades. 

 

4. AUMENTA LA TASA DE CONVERSIÓN. 

A medida que los jugadores interactúan con los elementos gamificados proporcionados por tu marca, es más probable que respondan a tu CTA, que si se tratara de un anuncio de banner tradicional o cualquier otro método de marketing. Esta interacción ayudará a mejorar tus tasas de conversión. 

 

5. HACE MÁS INTERESANTES LAS OFERTAS PROMOCIONALES. 

El comportamiento del consumidor puede ser, en la mayoría de las veces, más emocional que racional. A menudo, la misma oferta o producto puede interpretarse de manera diferente, según el contexto y las circunstancias del enfoque. 

Por ejemplo, los usuarios pueden ignorar un banner en el que se puede hacer clic que anuncia un 10 % de descuento en las próximas horas, pero pueden sentirse muy emocionados al recibir el mismo 10 % de descuento por pasar tres niveles en un juego de marca interactivo. Esto se debe a que los clientes sentirán que se han “ganado” el descuento, han “luchado” por él, por lo que lo valorarán de forma diferente que si se lo dan sin ningún motivo. 

 

6. LOGRA EDUCAR AL CLIENTE CON TUS PRODUCTOS O SERVICIOS. 

La acción que prepares de juego puede ser una excelente vía para mostrar a los usuarios en qué consiste tu producto o servicio, cómo funciona o cuáles son sus principales beneficios. 

 

7. AYUDA A INTERACTUAR CON EL CLIENTE MÁS A MENUDO. 

Para convertir a un usuario o potencial cliente, en cliente, lo primero que se debe de lograr es que exista una interacción de este con la marca. Un banner, una ventana emergente o un email, muchas veces son vías complicadas si el usuario tiene una predisposición a ignorar todo elemento comercial que le llegue. Sin embargo, con la gamificación, entra dentro de lo posible que esa barrera se rompa y se cree una interactuación de una manera más sencilla y duradera, mientras juega. 

 

Estos beneficios que te acabo de exponer son a su vez, lo que podemos considerar como los principales objetivos cuando planifiques tu estrategia de gamificación. Vamos a ver ahora cómo aplicarlo en tu estrategia de marketing. 

. 

Cómo aplicar la gamificación en el marketing. 

Cómo aplicar la gamificación en el marketing

Cada maestrillo tiene su librillo, sin embargo, en esto de la gamificación parece que ese librillo es el mismo para muchos expertos, aplicando la mayoría de ellos estos pasos: 

  1. Todo empieza definiendo una meta, de ahí unos objetivos, y en función de estos, selecciona unas kpis que te permitan medir que esos objetivos se están cumpliendo. 
  2. Ahora es el momento de ir a por el público objetivo, pero ¿quién es?, ¿qué contenido le gusta y está esperando?, ¿puedes ofrecérselo? 
  3. Identifica muy bien cuáles son las motivaciones que pueden llevar a tu público a participar de tu acción de gamificación. En función de esas motivaciones crearemos un contenido u otro. 
  4. Es hora de la promoción. Define a través de qué canales es más probable que funcione tu acción de gamificación. No es lo mismo dinamizar una formación por PSP que por Internet pues en las oficinas es donde más ordenadores hay. 
  5. ¿Qué les parece a los usuarios lo que estás haciendo? Es muy importante que establezcas una forma de conseguir feed-back. Crea tareas o actividades que desarrollen nuevas habilidades en el usuario que le den valor. No temas arriesgar, innova y diviértele, no le encasilles o se acabará cansando. Al usuario le gusta retroalimentarse así que plantéale nuevas mecánicas y dinámicas de juego que le hagan interactuar con tu marca continuamente, y así puedas disponer de ese feed-back tan necesario para mejorar. 
  6. Para terminar, tendrás que saber si la acción está funcionando al nivel de negocio o no. Para ello, es obligado que midas tus resultados y entiendas qué está funcionando y qué no, así como que descubras si has logrado alcanzar los objetivos marcados en el punto uno. 

 

La gamificación como ves es un vehículo interesante para conectar con tus clientes. Sin embargo, como ocurre con cualquier otra acción de marketing digital que te plantees, lo importante es conocer bien quién es tu buyer persona, para así poder interactuar con él con aquella actividad que de verdad le motiva, generando mejores tasas de conversión. ¿Hablamos? 

También te interesará…

Share This